Inicio

Iniciar este apartado de la web no me ha sido fácil, ponerme a escribir me ha costado mirar la pantalla en blanco durante un rato…lo que me hace ganas contaros, en resumen, es cómo comencé en el mundo de la terapia. 

Conocí la terapia Gestalt en el 2003, cuando trabajaba como educadora social y supervisaba mi trabajo con mi primera terapeuta Gestalt, Mar García, a la que tengo presente en muchas ocasiones en mi vida. En las supervisiones y acompañada de ella me empecé a dar cuenta de que mirar en mi interior y empezar a verme, no sólo era duro, sino también muy enriquecedor y abría mi conciencia, como cuando ves algo que te sorprende y abres los ojo en par en par.

Ya había abierto la caja de Pandora y decidí empezar la formación de Terapia Gestalt. En parte para seguir mirándome, porque pensaba que me podía ir bien para mi trabajo como educadora y en parte porque pensaba que podría llegar a ser terapeuta. Idea que descarté el primer año de terapia. Fueron dos años de resistencia a abrirme, pero cuando pude empezar a hacerlo, me sentí capaz de abrirme y hacerme camino en la terapia. Todo ello con ayuda de mi hermana de vida y de trabajo Carolina Medeiro, mis amigxs y también acompañantes de vida Javier Sánchez y Xisca Bonet, mi terapeuta Ruth Arias y mis formadores.

Cuando realmente me decidí a ser terapeuta fue cuando empecé el proceso SAT de Claudio Naranjo. Este proceso tan completo para mi me dió la pista de por donde quería ir y qué estilo quería darle a mi manera de ser terapeuta. 

Desde 2009 comienza mi andanza como terapeuta, llena de momentos, vivencias, formaciones, procesos, paradas, continuaciones, crisis, agradecimientos, oportunidades… Una mirada hacia mi interior y mi camino en este mundo del autoconocimiento y de la terapia. En este viaje de aprender a vivir y verme a mi misma, estoy siendo más consciente de mi vida y me siento más serena.  Aprendo a acompañar a otras personas en momentos difíciles, a verlas y dar espacio a lo que una necesita expresar, decir y sentir.

Llegados a este punto también me gustaría agradecer a mi madre y a mi padre el amor que me han dado durante toda mi vida y por cómo me han acompañado en este proceso; a mi hermano, cuñada y ahijada por su constate acompañamiento y por quererme tal como soy; a mi marido e hija, que han sabido verme antes que yo y me han enseñado a quererme mejor de lo que yo supe hacerlo durante mucho tiempo: gracias por vuestro amor.

 Y a las personas que he nombrado, a las que no, y que han formado parte de mi vida y proceso (que bien lo saben ellas ;-)…GRACIAS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s